Unite with Tomorrowland | España no es Bélgica

Así fue nuestro breve paso por la edición del Unite with Tomorrowland en nuestro país


Desde hace semanas quisimos estar presentes en el tan criticado Unite with Tomorrowland para poder deciros que es mucho más que un streaming. Pero, lamentándolo mucho, no podemos hacerlo. La organización dejó mucho que desear, voy a obviar explicaros lo que nos costó recibir nuestras acreditaciones, y solo voy a remarcar la falta de una jerarquía en la organización, de un vínculo entre los organizadores del evento y trabajadores, los cuales hicieron lo que pudieron.

No todo son comentarios negativos. Dentro vimos el parque de Can Zam decorado como si fuera Dreamville y con food-trucks de todo tipo. La mala decisión fue poner barras a los lados del recinto donde la gente veía el escenario, que se colapsaron y dificultaban el paso. Un escenario que tuvo presentes a grandes nombres nacionales como DJ Nano o Abel Ramos y Albert Neve, los cuales no decepcionaron al público. Con el fin de YVES V y el inicio del livestream con KSMHR, ya se veía mucho público. Y fue en medio del set de Armin Van Buuren, sobre las 22:30, el volumen empezó a reducirse hasta que un desafortunado fuego en el escenario fastidió la noche para los 20.000 asistentes.

Y dejo claro que en cualquier evento existe la posibilidad de que ocurra un accidente, y por ello también deben existir un protocolo de actuación preestablecido. Durante los primeros instantes y sin indicaciones de la organización, mucha gente empezó a salir de la zona con cuidado y sin prisas. Nuestra percepción desde la mismo festival fue que por desgracia la actuación de la organización no fue tan “profesional” como se defiende; se limitó a un mensaje de evacuación en la pantalla cuando ya había ardido una cuarta parte del escenario. Afortunadamente, no se desprendió nada del escenario que pudiera herir a los que aún estaban cerca del mismo. La gente que recién había entrado al festival se quedaron perplejos ante la situación y se tuvieron que ir resignados.

Hoy la organización ha anunciado que se devolverá íntegramente el importe de las entradas y del importe no consumido de las pulseras, para suerte de muchos asistentes que se iban con muchos interrogantes a dormir.

Por último, quiero tratar el porqué España no es ni será Bélgica, ni cualquier otro lugar del mundo del cual sentimos envidia. Muchos aprovecharon la situación para saquear las barras; golpear, romper y llevarse el decorado, las pizarras de los puestos de comida y más cosas que seguro no vimos durante esos 15-20 minutos. Y cuando ocurre algo así hay que utilizar la cabeza, seguir el sentido común y no actuar como incívicos. Y esta solo es una de las muchas razones de por qué la escena electrónica en nuestro país está tan alejada de otros. Y solo con que leáis nuestro paso por EDC Las Vegas veréis algunas diferencias.

Con este testimonio sobre lo que vivimos en primera persona, no pretendemos manchar el nombre o buen hacer de las empresas involucradas en Unite, que merecen todo nuestro respeto, pero hubo cosas que no se hicieron bien y hay que contarlas.

- Adrià P.

Hold up your hands and begin again. Barcelona
Close