The Chainsmokers montan un Drive-In Concert y le llueven las críticas

The Chainsmokers estuvieron presentes en The Hamptons el pasado fin de semana y en su concierto, con 3.000 personas en la zona, no cumplió las medidas de seguridad

The Chainsmokers ha bajado muchos puntos dentro de su impecable notoriedad como artistas de primer nivel. Si hace unos años todos cantábamos al unísono ‘So baby put me closer…’, ahora, que hay que estar lo menos closer posible, su fiesta lo ha incumplido con la crítica que ha conllevado.

Y es que el dúo norteamericano se marchó hasta NY para participar en un concierto benéfico promovido por la marca de tequila JAJA donde los tickets comenzaron desde los 1.000$ hasta los 25K$, una fiesta del todo inusual.

Con Nueva York viviendo una de las mayores tragedias del Siglo XXI, The Chainsmokers actuó mientras el público se agolpaba en las zonas delanteras del recinto, haciendo prácticamente imposible la vista de los coches que se encontraban detrás.

Aunque muchos salieron a defender la gestión, que se tomaron temperatura a todos los asistentes, etc, lo cierto es que con más de 35K tweets, la reputación de The Chainsmokers ha sufrido un revés por participar en este evento “con la que está cayendo”.

Los vídeos que han subido a Twitter demuestran que, cuanto menos, la gente estaba sin respetar las medidas de seguridad, aunque lo cierto es que los propios vídeos duran apenas dos o tres segundos.

Su instagram, con tan solo una publicación que data de febrero donde anuncian que se darían un tiempo para producir y meterse en el estudio, se ha llenado de mensajes llenos de ira de personas que le tachan de egoístas por celebrar un concierto y ayudar a esparcir el COVID en Estados Unidos, donde ya hay más de un millón y medio de infectados.

Veremos a ver si se pronuncian Alex Pall y Drew Taggart o dejan que la tormenta amaine pero, desde luego, acciones como esta, no hace más que dañar la imagen de The Chainsmokers, que gozaban de una salud mediática envidiable.

Botón volver arriba
Cerrar