sábado , 16 diciembre 2017

Ricardo del Toro, 20 años tras los platos

Ricardo del Toro es un profesional con más de 20 años de experiencia, gran talento, y un amor incondicional por lo que hace


Además de grandes y rutilantes estrellas, que ganan miles de euros por sesión, y que se desplazan por el mundo entero en sus aviones privados, existe un enorme conjunto de grandísimos profesionales de la música electrónica, con enorme talento y pasión tras los platos.

Este verano he tenido la oportunidad de conocer a uno de esos grandes profesionales movidos por la ilusión de lo que hacen, por la pasión de transmitir y compartir con su público esa misma pasión.

Ricardo del Toro lleva más de 20 años haciendo bailar a la gente tras los platos, con un sonido House y Tech House, con grandes dosis de clasicazos. Pero además su espectáculo incluye su propia percusión electrónica, dándole a sus sesiones un toque live muy especial. Todo un currante, que le gusta pinchar a tres platos.

“Me gusta pinchar con 3 platos, ya que intento que siempre haya 2 canciones sonando al unísono. Eso es lo que proporciona mi “toque personal” a los temas, jugando con las bases Tech o Tech House, e introduciendo en las mismas otros estilos más comerciales. Suelo dejar las canciones sonar poco tiempo, realizando mezclas rápidas pero muy mantenidas en el tiempo”

Imagínate; Tres platos, mezclas rápidas y percusiones en vivo…me pregunto cuantos Djs Top actuales, tendrían la posibilidad de sacar adelante una sesión así.

“Utilizo canciones actuales pero también muchas remember o del recuerdo… Esa canción que siempre te ha gustado y la oyes con una base muy rítmica, hace no solo que prestes atención, !Sino que bailes!”

¿Como empezaste en esto de la música?

Siempre, por Reyes, solía pedir vinilos de música electrónica, siendo mis primeros discos los Max Mix (desde el 3 hasta el 12), diversos recopilatorio de la época y maxi singles (Pet Shop Boys, Rick Astley, Snap, C&C Music Factory, London Beat, KLF, y un largo etcétera).

Por aquellos entonces mi padre tenía un equipo HiFi de la marca Grundig, que poseía un plato giradiscos con regulador de velocidad (hablo del año 85…). Me entretenía poniendo música en un radiocasette que utilizaba para cargar los juegos de un ordenador Spectrum 48 Kb, e intentando igualar el compás con uno de mis vinilos cargados en el equipo de mi padre.

Esos fueron mis primeros “pinitos”…jajajaja! Lo que ha evolucionado todo…

Al cumplir 12 años pedí a mis padres que me regalasen una mesa de mezclas y otro plato, y así fue como empecé, de oído, a realizar mis mezclas. Cada vez que tenia algo de dinero ahorrado me desplazaba en autobús a Sevilla, para comprar singles en las tiendas de Sevilla Rock o Totem Tanz.

Hasta los 16 años me solía reunir con gente mucho más mayor que yo a pinchar en las casas particulares de algunos de ellos que poseían ya los Technics SL1200, fiestas que se organizaban o discotecas.

Por aquella época, en mi localidad natal, Coria del Río, tuvo mucho auge una discoteca llamada América, en la estuve actuando alguna que otra vez.

¿Cuando pensaste en dedicarte profesionalmente?

Poco a poco fui creciendo, personal y musicalmente hablando, y allá por el 2002 , tras regresar a Sevilla después de pasar más de 2 años en Barcelona por cuestiones de trabajo, comencé a pinchar más asiduamente en fiestas privadas y discotecas de mi localidad y alrededores (Priveé, Sala Fusión, Sala Duende, Sala Sandalo…).

Como la música para mi siempre ha sido más que un sentimiento, jamás me había promocionado como Dj, pero las contrataciones aumentaban poco a poco, cada vez que terminaba una de mis sesiones.

En todos estos años he recorrido mucho camino, pinchando en las zonas de Sevilla, Huelva, Cádiz, Granada, Sierra Nevada, Salamanca… incluso en Riviera Maya, en una fiesta de Fin de Año. Esa anécdota es muy curiosa: Estaba pasando unos días de vacaciones. En el Hotel que me hospedaba organizaban una multitudinaria fiesta de fin de año en la playa para más de 1.000 personas.

Durante el montaje, me fijé en el equipo instalado y el Dj me pregunto, ¿te gusta?, y digo, bueno, yo pincho con platos y no con controladora, pero no esta mal. Quieres probar, me dijo, a lo que conteste, ok!

Mientras él instalaba la sonorización yo estuve pinchando la música que él tenía en su Pc y a los 2 minutos, tras unas mezclas seguidas, me preguntó sorprendido: “¿Perdona, esas canciones son tuyas?” A lo que contesté que no, que eran las que tenia él en su Pc, y sorprendido me dijo que jamás las había oído de esa forma, y que ¡Le encantaba!

Me pidió que pinchara esa noche, porque le había gustado tanto que seguro que la gente disfrutaría. Y verdaderamente así fue. Como siempre me acompaña mi Pc, me prepare un set en 2 horas e introduje mis canciones en su PC. Fue todo un éxito, y un momento inolvidable.

¿Que usas para pinchar?

Como aprendí a pinchar de manera autodidacta, y completamente de oído, he utilizado poco las controladoras, aunque las he manejado. De los Technics, posteriormente con el Serator, pasé a los CDJ en modo Vynil.

¿Y con que estilos te sientes mejor?

Como estilos, en la actualidad, me quedo con el House, Tech House o “Cantaditas”, aunque tengo un amor “oculto” por el Retro Breakbeat y Dance de los 90 -esa música fue la que me marcó, y aún suelo utilizarlas, alguna que otra vez, en mis sesiones-.

En cualquier caso soy un apasionado de la música, por lo que oigo casi todos los estilos, desde el menos bailable, como podría ser la música clásica, hasta el más “rompedor”, como podría ser el Hardcore.

Cada estilo tiene su momento, y cada momento, su música.

¿En estos tiempos en los que cualquiera parece poder se Dj, que crees que se necesita para destacar?

El mundo del Dj cada vez está más saturado, y con los grandes avances tecnológicos, la diferencia entre un “pinchadiscos” y un “disc-jockey” ha quedado aminorada.

En el lado positivo de esa “moda”, parece que los Djs son más indispensables en las fiestas, y si un local o fiesta privada no cuenta con un Dj, no es una fiesta, es una reunión de amigos.

Por ese motivo he actuado con violinistas y saxofonistas en directo, y ahora utilizo la percusión electrónica.

Una de las ventajas fundamentales de la percusión no solo es el mero espectáculo o capacidad de improvisación, sino la posibilidad que te da de introducir sonidos, de cualquier tipo, a los pads, que son totalmente configurables. Por ello, el sonido de los tambores de ‘Played a Live’ de Safri Duo, el sonido de la batucada de ‘Give it Up’ de The Good Men, o un simple silbato o trompeta, hace de la canción que esté sonando todo un espectáculo.

¿Crees que es importante producir?

También, y cada vez más, la personalización de la música es tu sello de garantía, por ello recobra especial importancia la producción musical con la que marcar la diferencia. Por ese motivo, para seguir evolucionando e intentando no solo captar la atención de tu público, sino gustar cada vez más al mismo, he comenzado un proceso de formación avanzado a la producción musical con el que espero poder seguir aportando mi granito de arena al maravilloso e incombustible mundo de la música.

Ricardo del Toro, 20 años tras los platos
Califica este artículo

Sobre Ramón Vicente

Apasionado de la música electrónica, desde sus inicios. Ya no soy joven, pero no olvides que nosotros estábamos antes. Siempre abierto a experimentar sonidos nuevos, pero donde siempre encuentro mi refugio es en el House, Progressive y Trance.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close