Quintino habla de lo mejor y lo peor de su profesión como DJ

En una entrevista concedida a The Nocturnal Times, Quintino repasa los aspectos más importantes de su carrera musical


200 shows en un año se dicen rápido, pero hoy en día no es algo sencillo de conseguir dentro de la escena electrónica. Quintino lo sabe muy bien, después de tantos años formando parte de los mayores lineups, el holandés cuenta con una experiencia que le permite hacer balance de todo lo bueno y lo malo que su profesión acarrea.

Para mí la mejor sensación del mundo es la de pinchar en estos escenarios tan increíbles ante grandes multitudes de gente. Me dan la oportunidad de darlo todo porque la ocasión es perfecta, la producción de estos eventos (Tomorrowland, Ultra, Dreambeach, EDC) siempre está a la altura. La verdad es que nunca he formado parte de una multitud como un fan más, empecé a pinchar muy joven, así que mientras mis amigos iban a festivales yo estaba ocupado viajando para pinchar.’

Hardwell, Deorro y Dimitri Vegas & Like Mike son algunos de los artistas con los que el productor ha tenido la oportunidad de colaborar, y así cuenta su experiencia tras compartir la experiencia de trabajar con Steve Aoki:

Cuando rodé el videoclip de “Mayhem” con Steve Aoki recuerdo que llegué directamente a los Estados Unidos desde Asia y no tenía nada de ropa de invierno, y el director decidió que íbamos a grabar escenas de exterior, en pleno invierno y con tormentas de nieve. Al final acabamos Steve y yo rodando durante horas en la nieve y nos congelamos de frío. Pero al final, nos lo pasamos tan bien que el vídeo quedó genial.

Mi parte favorita de esta profesión son las actuaciones y el conectar con la energía de todo un público.Y aunque viajar te lleva a todas partes del mundo y te da la oportunidad de ver lugares increíbles, el viajar constatemente puede llegar a ser muy duro cuando tienes que pasar más de 20 o 30 en un avión.’

- Laila Climent

Melómana y enamorada de la electrónica. Progressive y groove en vena. Empezando muy pronto en un mundo del que quiero formar parte para siempre.