“Maximum Force” es el decimosexto anthem del Defqon.1

Repasamos la historia del festival siguiendo sus dieciseís himnos. “Maximum Force” de Project One es el último. 


Este verano, el festival más prestigioso del hardstyle celebrará su decimosexta edición. Como podemos comprobar este evento lleva a sus espaldas una gran historia que se podría resumir en dieciseís himnos que han marcado cada edición, desde los inicios más básicos, al novedoso e innovador futuro. Retrocedemos hasta el año 2003, en la región de Flevoland, en el municipio de Almere para ser más precisos, situado en los Paises Bajos, donde nace el Defqon.1. Se trata de una localización costera, lo que daba un toque muy especial al festival. Para esta edición un trío de DJs y productores bajo el nombre de DHHD producen un tema titulado “30 Minutes”, lo que supondría el primer anthem de la historia del evento. Se trata de un tema de larga duración, pero muy básico, basado en un bombo distorsionado y una melodía simple.

Para 2004 el festival crece en cuanto a número de artistas, pasando de 48 a 79, pero manteniendo localización y número de días. El artifice del himno de aquel año es alguien ya más conocido, tratándose de Tuneboy y su famoso “Demolition”. La vocal ha tenido bastante fama y se han hecho bastantes remixes de ella. La melodía también mucho más trabajada que en el anterior ejemplo, dándole un ritmo y un tono especial al tema.

The Prophet, una de las auténticas leyendas del hardstyle y fundador del sello Scantarxx fue el encargado de elaborar “Emergency Call”, anthem de la tercera edición del Defqon.1 en el año 2005. El festival seguía manteniendo unas características muy parecidas a sus predecesoras. Sin embargo, el himno de aquella edición si era algo más elaborado, un tema muy característico de este productor, donde la melodía juega un papel de mucho peso. Siguen apareciendo sonidos más tipicos de los orígenes del hardstyle. Muy épico.

El himno escogido para representar al Defqon.1 2006 fue “The Colour of the Harder Styles” producida por uno de los dúos más relevantes del género, hablamos de Showtek. Aparece ya la mítica vocal tan propia de los anthems del festival, recitando el nombre del mismo, las melodías dan también un toque glorioso a la canción.

Año a año el festival iba creciendo, aumentando sobre todo el número de artistas participantes. El género también evolucionaba, y empezaban a aparecer grandes personalidades que han acabado marcando época en este estilo. No podemos hablar de estas personas sin mencionar a Brennan Heart, productor del anthem de 2007, Get Wasted”. La calidad incrementa, con unos sonidos mucho más elaborados y unas melodías mejor compuestas. Existe la versión del propio Brennan Heart y también de su alías Blademasterz, no sabríamos decir cual es mejor.

Para el 2008 aparecía algo distinto, diferente a los anteriores ejemplos. DJ Luna y Deepack sacaban a la luz Biological Insanity” , un tema de mucha calidad que sin duda marcaría desde entonces un antes y un después en los himnos del Defqon.1. Se compone de una mayor cantidad de elementos, el bombo noes un apartdo tan fundamental como si lo son la melodía y las cortas pero profundas vocales que le dan un tono grandioso. Una maravilla de producción.

El año 2009 fue vital para el festival holandés, el éxito obtenido en las ediciones anteriores se vio traducido en la fundación de Defqon.1 Australia, como si de una franquicia se trataba. El festival había conseguido expandirse por todo el mundo y este suceso era una gran prueba de ello. Este año fue importante para otro de los reyes del hardstyle, Headhunterz, quien se encargaría de elaborar el himno de esta edición tan especial. De esta manera nacía uno de los tracks más característicos de este artista, “Scrap Attack”, donde una melodía heroíca y una vocal describiendo a un dragón hacen de esta composición algo mágico.

No cabe duda que nos encontramos en los años donde las estrellas de esta escena estaban en su máximo crecimiento. Wildstylez fue el siguiente en aportar su granito de arena a la historia de los anthems del Defqon.1, con su “No time to waste”, utilizando una vocal y melodias haciendo referencia al paso del tiempo, como parece obvio, utilizando por ejemplo los sonidos de un reloj. Cada vez las producciones son más complejas y de mayor calidad, estamos hablando ya de auténticos clásicos del género, temas acordes a la grandeza del festival.

Hemos hablado de Headhunterz y de Wildstylez, falta uno para completar la pandilla de amigos. Así es, falta Noisecontrollers que produciría el anthem del Defqon.1 2011“Unite”. Una canción a la altura de las que sus colegas habían producido en los dos años anteriores, siguiendo unas pautas muy similares. Otra edición crucial para el festival, que seguía creciendo cambiando su ubicación al lugar donde se celebra actualmente, Biddinghuizen. 

Como hemos dicho, había un trío de moda, Headhunterz, Noisecontrollers y Wildstylez. Los tres años previos por individual se habían encargado del anthem del Defqon.1 y en 2012 unieron fuerzas, no solo para componer el himno del festival, si no para crear un himno del hardstyle en terminos generales. Cualquier amante del género conocerá “World Of Madness”, se sabrá su breve vocal y sería capaz de corear su melodía.

El 2013 fue también uno de los años dorados para el Defqon.1, ya rondaban los 55.000 asistentes y era el momento de ampliar la duración del evento, pasando de un día de celebración a tres. Un gran paso en la historia de cualquier festival. Tras cuatro años de anthems producidos por los tres mismos, Frontliner llegaba para dar un poco de aire fresco. El himno de 2013, como no podía ser de otra manera, se llamo “Weekend Warriors” haciendo referencia a ese gran avance que se produjo para esa edición.

No obstante seguía faltando uno de los hombres más relevantes para este estilo por producir una canción para este festival tan significativo. Se trata de Coone quién cumplió con su cometido en el 2014 lanzando “Survival of the Fittest”. Un track de un nivel altísimo, con melodías muy motivadoras.

Es imposible hablar de una recopilación de los himnos del Defqon.1 y no hacer una pausa en el 2015. Para esta edición fue Ran-D quién se encargó de producir este tema y lo cierto es que ha sido uno de los anthems que más repercusión ha tenido dentro de la escena. Efectivamente, “No Guts, No Glory” es uno de los trabajos más conocidos de este productor y del género entero. Una melodía épica que supone una oda este estilo y que cualquiera de sus seguidores sabría cantar. Una genialidad en toda regla. Además, el evento seguí creciendo y no se quedó solo en Holanda y Australia, decidió lanzar una “franquicia” más. El destino esta vez sería Latino América, Chile en concreto. El Defqon.1 estaba en modo imparable.

Entramos en los últimos tres años, el hardstyle seguía en alza y con él lo que significaba el Defqon.1. Sinónimo de ello fue el crecimiento de Bass Modulators, el dúo que se encargó de producir “Dragonblood” el anthem de aquella edición. Una composición de lo más potente que posicionaba a estos dos chicos en una selecta lista de productores.

Otra de las parejas de moda fueron los autores del anthem de 2017“Victory Forever” . Los artistas no fueron otros que Frequencerz con una producción soberbia de una calidad altísima. A pesar de que tras dos ediciónes, el festival que se celebraba en Chile, dejó de hacerlo ese año, Defqon,1 Holanda seguía creciendo de manera notable, llegando a la friolera cifra de 150.000 Weekend Warriors. Ninguna tontería.

Tras mucha expecactición, por fin hemos conocido quienes serán los artifices del anthem de Defqon.1 2018. Lo cierto es que de todas las opciones posibles al final a acabado siendo la mejor posible. Los autores de “Maximum Force” han sido Headhunterz y Wildstylez bajó su alias Project One. Todo lo que sean nuevas producciones de estos dos juntos son buenas noticias. Además, esta actuación tan exclusiva será la que cierre el festival, por lo que no había nadie mejor que ellos para sumar un himno más a esta larga lista de grandes éxitos.

- Guillermo Vidal

Un día sin música es un día perdido. Intentando trasladar mi pasión por los sonidos electrónicos a través de las palabras. A 150 BPMS la vida se ve diferente.
Close