El regreso del disco de vinilo

Analizamos la historia del disco de vinilo como máxima expresión para el DJ y la música electrónica, y su renacer en los últimos años

El nacimiento del disco de vinilo es muy anterior al nacimiento de la música electrónica, pero la historia de esta no se entendería sin el uso de este soporte.

Y aunque con la llegada del CD y posteriormente el consumo de música online, su uso llegó prácticamente a desaparecer quedando en manos de unos pocos puristas, melómanos y DJS de la vieja escuela, su uso está volviendo a crecer.

Es tanta la fuerza que está recuperando, que su crecimiento no ha parado de crecer en los últimos trece años. Solo en 2017 se vendieron más de 42 millones de vinilos, un 36% más que el año anterior. El pasado año se vendieron más de 16 millones tan solo en los Estados Unidos, donde la venta de CDs cayó un 20% respecto al año anterior.

La tendencia es clara y contundente. El consumo de música será masivamente online, quedando aparentemente como soporte físico más utilizado el vinilo, y eso para un invento que viese la luz en sus versiones más primitivas en el siglo XIX, es realmente increíble.

Con el renacer del disco de vinilo, para regocijo de los DJs de la vieja escuela y los puristas de ese sonido tan característico de sus surcos de plástico, vuelven a la vida grandes marcas que protagonizaron importantes hitos dentro de la historia de la música como puede ser Technics, que finalizase su actividad en 2010, pero que ha renacido gracias en parte al empuje de ventas de este formato.

Y es que si piensas en un DJ pinchando con vinilos, es imposible no imaginar que lo está haciendo con unos platos Technics. Porque si hoy en día es Pionner Dj la reina de la era digital, Technics es la marca que hizo historia con los avances más significativos en la industria de reproducción de vinilos. Sobre todo en su uso profesional para DJs.

Technics

En 1969 Technics revolucionaba el sector eliminando la correa de transmisión e incorporando un motor de tracción directa al eje.

Poco después, en 1972 nació el Technics SL-1200, el equipo más venerado y admirado de la historia, que revolucionaría para siempre la forma en la que el usuario y la máquina se relacionarían. La compañía incorporaba por primera vez una de las funciones más importantes hasta la fecha, el Pich – dial de ajuste de tono-, cuya finalidad era controlar la irregularidad de rotación. Sin embargo los DJ encontraron una forma única de usarlo para controlar los BPMs, lo que transformó para siempre la manera en la que se “pinchara” la música.

Seguro que el disco de vinilo y con ellos los tocadiscos nunca volverán a ser los reyes de cabinas y equipos domésticos de manera masiva, pero su regreso -si es que alguna vez se fueron- es una gran noticia para los sentidos.

Botón volver arriba
Cerrar