Audiotricz brindan homenaje a Avicii con su Remix a Heaven

Pasan los meses y el mundo de la música sigue sobrecogido con la muerte del sueco, los homenajes no cesan y uno de los más recientes el la versión de hardstyle de Heaven. 


Tras el fallecimiento de Avicii a finales de abril, han sido muchos los homenajes que se le han brindado desde el minuto uno. La temporada de festivales, hasta el momento está cumpliendo con las expectativas que se tenían en este aspecto. Sin ir más lejos, se está celebrando el primer fin de semana de Tomorrowland y el tributo y las muestras de cariño y de respeto por parte de muchos artistas estan siendo más que evidentes y no precisamente pocas. Lo que se merece un artista como él, vaya Estos gestos parecen no tener fin y muchos de ellos vienen desde estilos que no son a lo que Tim se dedicaba. Estamos viendo como todo el mundo de la música, en general y de la electrónica, más en particular, se han volcado a la hora de honrar a este genio, demostrando la grandeza de esta persona, que para todo aquel que ame este género, desde cualquier perspectiva, ha sido un ejemplo a seguir.

El Hardstyle ha sido también el origen de muchos de estos homenajes, por poner un ejemplo, recordemos como Sound Rush rindió tributo al sueco en su set en el Kingsday de Amsterdam reproduciendo varias de sus canciones a 150 BPM, pocos días después de la muerte del mismo. Los últimos en tener una iniciativa en este sentido han sido otro de los grandes dúos dentro del panorama, Audiotricz. Esta semana anunciaban que tenían ya listo su remix al tema de Avicii, “Heaven”, junto a la vocal de Chris Martin. Aún no se puede disfrutar de esta versión tributo en ninguna plataforma, pero si que la pareja de DJs holandeses nos brindaron hace escasos días un vídeo pinchando este track en Alemania. Esta pieza nos vale para decir que se trata de un gesto precioso, además de un remix de alta calidad. Como decíamos, todos los homenajes se quedan cortos, pero se debe aplaudir siempre este tipo de acciones.

- Guillermo Vidal

Un día sin música es un día perdido. Intentando trasladar mi pasión por los sonidos electrónicos a través de las palabras. A 150 BPMS la vida se ve diferente.