jueves , 14 diciembre 2017

Así vivimos el último Armin Only de la historia

Armin van Buuren ponía punto final este fin de semana a su saga de shows Armin Only, con uno de los espectáculos más impresionantes que la música electrónica haya vivido de mano de un único Dj. Así vivimos The Best Of Armin Only


Esta es una de esas crónicas agridulces. Dulce porque no hay nadie que sepa hacer un espectáculo de un solo Dj como Armin, sencillamente The Best Of Armin Only fue desmesuradamente grandioso, y allí estuvimos para disfrutarlo.

Pero a la vez ese sentimiento encontrado. El de no poderte creer que algo tan maravilloso como un Armin Only no vuelva a repetirse, porque si aún no lo sabías, The Best Of Armin Only pone fin a la saga Armin Only, lo que hace suponer que abandona este formato de giras mundiales con cada disco. Y eso sin duda es una gran perdida para la electrónica.

Así, siendo este evento tan importante, y nuestra pasión por Armin tan grande, no podíamos faltar a su último gran espectáculo -al menos en este formato-. Desde el principio The Best of Armin Only se anunció como el más grande que jamás haya realizado, así que teníamos el medidor de hype al máximo nivel.

Llegar a un gran evento de música electrónica en el Amsterdam Arena es siempre muy especial por varios motivos. Lo primero que te sorprende es lo limpio y ordenado que se ven sus inmediaciones, pese a estar repleto de gente. Lo segundo que te sorprende es la media de edad, siempre mucho más alta que en cualquier otra parte del mundo para un evento electrónico, siendo muy habitual la presencia de aficionados en edad de jubilación, algo que me encanta de Amsterdam y que deja claro el abismo que nos separa de Holanda en cultura electrónica.

Una vez que accedes, siempre impone entrar en el estadio techado y presidido por un gran escenario. Era mi quinta vez y se me sigue cortando la respiración con esa primera mirada.

Un enorme escenario que ocupa todo el ancho del terreno de juego y se alza hasta los herrajes de la cubierta ocupa todo el fondo. Una enorme pasarela que llega hasta el centro del terreno de juego y una plataforma en el techo unido con unas pasarelas. IMPRESIONANTE.

Viendo fotos y vídeos, y habiendo podido ver la retransmisión entera del evento, he de decir que nunca he estado en un show en el que la majestuosidad de lo acontecido no pueda ser captada por los medios. Nunca había tenido la sensación hasta ahora de que lo captado por los medios le haga tan poca justicia a lo vivido en directo.

Pero esto era solo el principio, ya que lo que nos tenía preparado el bueno de Armin ha sido épico. Un Amsterdam Arena hasta arriba -dos sold out consecutivos-, baterias, guitarras eléctricas, pianos, una enorme banda de música, malabaristas, muchos bailarines y sobre todo una larga lista de vocalistas interpretando los temas en vivo. Vamos como cualquier Armin Only, pero todo multiplicado por cuatro, con una grandiosidad casi insultante.

¿Momentos épicos? pufff… ¡Todos!. Realmente no hubo un instante para tomar aire. Por destacar algunos de ellos, el inicio, donde quedó claro los recursos técnicos que nos habían preparado. El momento en el que micro en mano nos contaba que la música era su forma de comunicarse con todos sus fans, mientras sonaba su venerado ‘Communication’. O quizá cuando la hermosa Laura Jansen al piano, suspendida en la enorme plataforma del centro del campo cantando como los ángeles ‘Sound of the Drums’. O tal vez cuando Susana nos trajera de nuevo al recuerdo ‘Shivers’… Seguro que cada uno de los presentes encontró sus grandes momentos, porque los hubo para todos los gustos.

Sin duda Armin van Buuren nos deparó una despedida a la altura de su leyenda. El que está llamado aArmin-es-EDMred Así vivimos el último Armin Only de la historia ser el Dj más importante de la historia, volvió a demostrar porque es uno de los artistas más queridos y venerados, y su legión de fans volvió a responder una vez más para arropar a su ídolo en una de las noches más hermosas y emocionantes de su carrera, en la que terminó abrazado a su mujer con lágrimas en los ojos.

Esperamos que retome de alguna forma este tipo de espectáculos, pero si no es así, siempre podremos decir que estuvimos el 13 de mayo de 2017 en el último Armin Only de la historia. Dios salve al más grande, Dios salve a Armin.

Por si no pudiste estar allí, y no pudiste seguir la transmisión en vivo, Te dejamos unos vídeos con los mejores momentos:

 

Así vivimos el último Armin Only de la historia
5 (100%) 2 votes

Sobre Ramón Vicente

Apasionado de la música electrónica, desde sus inicios. Ya no soy joven, pero no olvides que nosotros estábamos antes. Siempre abierto a experimentar sonidos nuevos, pero donde siempre encuentro mi refugio es en el House, Progressive y Trance.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close