Las 5 anécdotas que nos ha regalado EDC Las Vegas

 

EDC Las Vegas se ha despedido por todo lo alto, y tras tres días de desenfreno, rescatamos los cinco momentos más curiosos de esta XX edición


EDC Las Vegas 2016 ha dicho hasta luego, ha cerrado sus puertas, y los chicos de Insomniac ya piensan en la siguiente parada de este espectacular Carnaval el próximo 9 de julio en United Kingdom. Estos tres días han dejado unas sesiones tremendas, han servido para que las grandes estrellas se gustaran sobre los espectaculares escenarios, y sobre todo nos han regalado momentos anecdóticos que marcaron la diferencia y que ahora te rescatamos.

1.- JAUZ, HACIENDO UN DEADMAU5 CON EL HEAVY METAL

Sam Vogel aparecía por primera vez desde que eclosionó como uno de los deejays más punteros del planeta en el Mainstage de Electric Daisy Carnival, y esa emoción del norteamericano lo contagió a su música, que sonó con más fuerza que nunca, en una de las sesiones de más calidad en cuanto a bass se refiere.

Sin embargo, en el minuto 17:50 del set que os dejamos justo abajo, Jauz cogió el micrófono, incitó a todos a poner las manos con el símbolo de los fans del Heavy Metal, y comenzó a sonar un tema metalero que a más de uno teletransportó al escenario ASOT del Ultra Music Miami.

2.- DOS ANCIANOS A LOS MANDOS DEL KINETIC FIELD

Above & Beyond son dos de los deejays más queridos de la escena, unos veteranos de esto de la electrónica que nos regalan cada año momentos mágicos que demuestran que no son cualquiera encima de los escenarios. El año pasado, un famosísimo Bryan Cranston aparecía en el Mainstage para delirio de la grada, y esta vez, en este XX aniversario, han protagonizado una historia preciosa.

Los británicos recibieron un correo electrónico en el que dos hermanos querían regalarle un momento mágico a sus abuelos, de 75 y 84 años cada uno, presionando el botón de Play durante la sesión del trío del Trance. Above & Beyond se puso en contacto con estos chicos, y el resultado fue este.

3.- EL BASSPOD ESTUVO LITERALMENTE ‘ON FIRE’

Uno de los escenarios más queridos por el público del Electric Daisy Carnival es el escenario BassPod, dedicado única y exclusivamente al Bass, como su propio nombre indica. En este ‘stage’ se codea lo mejorcito de este género que continúa en pleno crecimiento, y el nivel de los decibelios es siempre superior a la media.

Era el segundo día, Excision estaba a los platos, con su habitual espectáculo de Dubstep, y una vez culminó su sesión, una de las torres que compone el escenario salió ardiendo. El olor a queroseno alertó al público, y a los pocos instantes era acordonada la zona, quedando durante una hora inutilizada toda esa parcela del festival.

4.- DON DIABLO LE DEJA UN MENSAJITO A DONALD TRUMP

Pepijn Schipper, nombre real de Don Diablo, lucía su mejor House en Las Vegas, cuando paró la música a los 22:25 minutos de sesión, y avisaba al público que se avecinaba un nuevo track, una canción dedicada a una persona muy especial y que tenía por nombre ‘Donald Trump makes me want to smoke crack‘.

Así, tal cual, una melodía jovial y adolescente comenzó a sonar, y la letra estaba dedicada al polémico candidato a la presidencia de los Estados Unidos.

5.- EL SÚPER SHOW DE MARSHMELLO

El gran triunfador de este EDC Las Vegas 2016. Marshmello apareció en el Cosmic Meadow tras la exhibición, otra más, de RL Grime, y los miles de fans de la esponjita se agolpaban en un escenario en el que no cabía un alma. Su Trap melódico y divertido se hacía eco en el Estado de Nevada, y de repente un sin fin de sorpresas comenzaron a sucederse.

Primero, un menudo artista se asomaba al stage, con el ‘cubo’ de Marshmello puesto, pero amigo, rápidamente te descubrieron. Las mallas negras, la cadenita saliendo de la camiseta, y una melena que se escapaba detrás de la careta lo identificaron rápidamente. Skrillex estaba en EDC. El fundador de OWSLA empezó a poner musicón, hasta que a los 10 minutos de estar a los platos se quitó la careta, para delirio de los allí presentes. Marshmello siguió su show, y pocos minutos más tarde, otro menudo deejay aparecía de nuevo con la careta de Marsh. Pero no, no era Skrillex el que estaba a su lado, era otro de los más queridos en este 2016, Martin Garrix. El tulipán animó aún más a la grada, que estaba disfrutando como nunca.

Con su ya clásico cierre bajo los sones de Adele, Marshmello terminó su sesión, no sin antes dejar la gran anécdota del festival. “Voy a revelar mi identidad”. Así de claro lo dijo, y tras hacer una cuenta atrás, se quitó la careta y ay amigo la que se formó. Ni más ni menos que Tiësto apareció bajo la máscara del artista, dejando a todos boquiabiertos y desatando la locura en las redes sociales. Evidentemente no es el veterano deejay holandés, pero sin duda fue uno de los trolleos más épicos que se recuerdan.

Califica este artículo

Sobre Gonzalo R.

"Siempre he creído que la mayor virtud del ser humano para ser feliz es encontrar una motivación y exprimirla al máximo. Yo la he encontrado, se llama música, y espero poder transmitirosla a través de las palabras. Sevilla."

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close