Kaskade reflexiona sobre la depresión tras la muerte de Avicii

Kaskade ha compartido esta profunda reflexión sobre la depresión y ansiedad tras la muerte de Avicii


La muerte de Avicii ha sido un golpe durísimo para el mundo de la música. Prácticamente no ha quedado ningún dj de la escena electrónica sin pronunciarse al respecto, lamentando la tremenda pérdida y exaltando a Tim Bergling tanto como músico como persona. El peor momento vivido esta última semana fue cuando conocimos que el mítico productor acabó con su propia vida debido a la depresión y ansiedad que padecía desde hace años. Trastornos mentales estigmatizados de los que nadie se ha atrevido a hablar hasta esta tremenda pérdida.

Kaskade ha dado un paso adelante, ha hablado por muchos que no tienen voz, ha hecho un canto a la vida y a un cambio de filosofía de vida que nos lleve a ser felices y no padecer estas enfermedades cada vez más comunes  en nuestra sociedad.

La semana después de la muerte de Tim Bergling pasé mucho tiempo en mi estudio, pero no estuve haciendo música. Durante una semana tuve la misma conversación con mucha gente, con djs, productores y gente de la industria musical. Escuché muchas historias y tuve la oportunidad de contar mis propias experiencias. Me dijeron que la tasa de suicidios ha incrementado drásticamente la última década y eso me hizo pensar. ¿Cuánta gente nos cruzamos a diario, o a lo mejor una vez en nuestra vida, que necesitan que les miremos? ¿Cuántos de ellos simplemente necesitan que les entendamos?

He perdido mi oportunidad de tener esa conversación con Tim. No sabía qué era lo que él necesitaba, y aunque lo supiera, seguramente no hubiese sido capaz de dárselo. Pero aún tengo la oportunidad de animar a mis amigos, conocidos y familiares que están luchando por seguir adelante todos los días porque están echando un pulso con la ansiedad, depresión, ambas o alguna combinación de problemas que simplemente hacen que se sientan que no son suficientes. […]

A esas personas que se sienten perdidas ahora mismo: Siento mucho la desesperación que sentís. […]

Todo el mundo a nuestro alrededor ha estado perdido, lo está o lo estará durante su estancia en este planeta. Eso no significa que seas defectuoso ni que estés roto. En tu peor momento, en el más oscuro, amigo, no estás roto. Todavía puedes mirar de frente al sol, alcanzar el cielo y esbozar una sonrisa en tu boca. Y cuando lo hagas, cuando estés dando lo mejor de ti, aunque lo único que puedas hacer es fingir una sonrisa al universo, será suficiente.

Es el momento de apasionarse por la bondad. Es el momento de sacar nuestra amabilidad y dejar de compararnos con las mentiras que vemos online y tomarnos nuestro tiempo para nosotros mismos. Pide ayuda, utiliza ese latido extra para dar un abrazo fortalecedor y deja que las lágrimas salgan cuando lo necesiten. Escucha música que te haga llorar y bailar y reír. Sé lo suficientemente valiente para contar cómo te sientes a un amigo. Siente el espectro que tenemos dentro, porque estamos designados a sentirnos más que perfectos. Estamos aquí para sufrir, perseverar y vivir el día a día. Más importante todavía, estamos aquí para crecer y convertirnos en alguien mejor, lo cual no se traduce inmediatamente en ser más felices. Puede tardar años, pero todos estamos hechos para eso.

No tengo la cura para la depresión, ni para la ansiedad ni para todos los males del mundo. Pero mis pensamientos sobre Tim estos últimos días me han llevado a pensar en que tienes que pelear como un loco por las cosas que restauran tu armonía. Ayuda a otros en su lucha. Aplaudo a todos aquellos que han perseverado en su sufrimiento en este mundo, sé que es agotador. Estoy extremadamente triste por aquellos que han perdido esa batalla, pero no voy a dejar que su tristeza haya sido en vano. Me comprometo a mantener los ojos abiertos y dar amor, bondad y compasión a aquellos que lo necesiten, incluído a mí mismo.

¿Harás tú lo mismo?

 

- Laila Climent

Melómana y enamorada de la electrónica. Progressive y groove en vena. Empezando muy pronto en un mundo del que quiero formar parte para siempre.
Close