lunes , 23 octubre 2017

Opinión | No cuidar la cantera nos afecta a todos

Hemos querido analizar la situación de esa subescena que no se ve, pero que forma una parte muy importante de la música electrónica: La cantera


Si amigos míos, hay una subescena dentro de la música electrónica que según nosotros, o al menos este redactor  que os escribe, no pasa por un buen momento desde hace ya algunos años.

No es muy difícil de entender que algunos consideremos esta “segunda división” de la música electrónica una parte muy importante y básica para la supervivencia y el desarrollo de nuestro género musical. Aún siendo tan importante para mucha gente, me atrevo a decir que esta subescena está bastante contaminada y dañada por culpa de algunos de los actores que en ella actúan.

Este articulo pretende denunciar y crear consciencia de la cruda realidad que se esta viviendo casi a diario, al menos en nuestro país, y que tanto esta perjudicando a esta “otra música electrónica” a la que podríamos considerar la cantera y el futuro de este género musical que tanto nos apasiona.

¿A quien nos referimos con los actores que tienen la culpa de que esta subescena este tan contaminada?

Uno de los principales problemas son los promotores “vendehumos”. Existen muchos supuestos promotores que encajarían mejor en la escena política que en la musical. Falsas promesas de festivales que finalmente nunca se celebran y que nunca se iban a celebrar, ya que la especulación  y las ansias de ganar dinero, demuestran que no apuestan seriamente por la música electrónica convirtiéndose simple y llanamente en una cuestión económica. No se puede prometer un festival o una fiesta sin un aval que garantice tanto la celebración del mismo, como el pago a todos los trabajadores, esperando que la venta de entradas solucione ese problema.

Una práctica que también perjudica mucho a esta otra escena electrónica es la de hacer que los djs hagan el trabajo de un relaciones públicas. Os explico esto muy fácilmente. Para muchas salas si el dj en cuestión no es capaz de meter un mínimo de personas en el local no es rentable y no interesa, anteponiendo de nuevo el dinero. Con esto se consigue que en muchas ocasiones se prescinda de la calidad musical de muchos djs, cambiándola por el interés económico.

También es muy común que muchos djs paguen por aparecer en carteles y actuar en eventos con artistas de primer nivel. No se puede permitir que artistas de los que nunca habíamos oído hablar, sin calidad musical ni técnica alguna, compartan cartel con artistas que aparecen en los carteles de los mejores festivales del mundo, por el simple hecho de haber acordado con el promotor un pago para actuar, cuando hay muchos artistas con talento pero sin esta posibilidades, o incluso con unos principios morales que les impiden realizar esta práctica.

Muchas salas que también tienen mucha culpa de esta situación.

La falta de profesionalidad de estas salas llevan muchas veces a cancelar eventos a pocos minutos de empezar, después de que promotores bien intencionados y con ilusión hayan invertido dinero, tiempo y ganas. ¿El motivo? Que el dueño de dicha sala en muchas ocasiones, con tal de abrir su establecimiento, se atreve a aceptar eventos de este tipo sin saber como funciona o sin ni siquiera saber si este tipo de eventos funcionará en su negocio.

Cuidado con los supuestos sellos discográfico alternativos.

Con esto no quiero decir que no apoye este tipo de compañías discográficas, todo lo contrario. Pero los productores deben tener mucho cuidado con los sellos a los que mandan sus trabajos. Muchos sellos prometen promoción en redes sociales, buena masterización de los trabajos, o un 50% de las ventas realizadas. La realidad es muy distinta, y cuando llega el momento, muchos productores ven sus trabajos en Beatport con una masterización horrible, el olvido total, o incluso un trato vejatorio por parte de los dueños de estas pequeñas empresas. Incluso estando seguros de que se han realizados compras de sus trabajos, encontrarse con la situación  de tener que escuchar que no hay ventas, y por lo tanto no tienen beneficio. El dinero es lo de menos, pero es una situación que desilusionaría al productor con más talento del mundo. Con esto muchos sellos de este tipo consiguen acumular trabajos y mas trabajos sin criterio ni calidad, arañando así algunos céntimos en cada track.

¿Tenemos parte de culpa como publico?

Por supuesto. Hace algunas semanas leíamos como Coyu nos lanzaba una reflexión con mucha razón. Hay que apoyar a los artistas locales. ¿Cuantas veces hemos vistos salas vacías hasta que llega el artista cabeza de cartel? Soy de los que se ha llevado muchas y gratas sorpresas viendo como artistas locales realizan sesiones incluso mejores que las que posteriormente ha realizado el artista principal del evento. Piensa que cuando compras tu entrada, es para disfrutar de un evento al completo, si solo ves al artista principal estas pagando de más. Además, el artista principal del evento algún día fue un artista local que necesitó el mismo apoyo que ese dj que no te interesa, pero te necesita para crecer.

Todos estos factores están desilusionando a una parte importante de este mundillo de la música electrónica, los jóvenes talentos y artistas emergentes. Cuidemoslos, son el futuro de nuestra música.

Opinión | No cuidar la cantera nos afecta a todos
Califica este artículo

Sobre Alvaro Nagui

Apasionado y dedicado a la música electrónica en general y especialmente al techno. Siempre tengo música en la cabeza y no sabría vivir de otra manera

Deja un comentario