CRÓNICA | Luminosity Beach Festival 2016

Os contamos de primera mano todo lo que aconteció en el Luminosity Beach Festival 2016, celebrado los días 24,25 y 26 de junio en Bloemendaal aan Zee, Holanda


Cuando se nos presentó la oportunidad de acudir por primera vez al Luminosity Beach Festival de Holanda, no lo pensamos dos veces. De hecho, ya habíamos preparado minuciosamente todo desde hacía muchos meses. Nada podía quedar al azar para disfrutar de la novena edición del que es, sin lugar a dudas, el mejor festival de música Trance a lo largo y ancho del globo. Pero una cosa es que te lo cuenten y otra cosa es vivirlo, y eso fue lo que hicimos durante tres mágicos e inolvidables días, vivir una experiencia única que quedará grabada a fuego para siempre en nuestra retina y en nuestro corazón.

Llegamos dos días antes a Amsterdam, que nos recibió con un clima primaveral y una temperatura muy agradable. Momento idóneo para visitar tranquilamente la ciudad, pasear a orilla de sus canales y descansar porque lo que nos esperaba iba a ser de aúpa. Y vaya si lo fue. Tres días seguidos de 12 horas de fiesta cada uno, disfrutando intensamente desde el primer hasta el último momento.

El jueves, un día antes del comienzo, trasladamos nuestro cuartel general a Zanvoort, preciosa localidad costera de unos 16000 habitantes, famosa por tener una de las mayores playas de Holanda, y apenas a 15 minutos en coche de lo que iba a ser el epicentro de la noticia, el municipio de Bloemendaal aan Zee, donde se iba a desarrollar el festival.

Esa noche nos costó conciliar el sueño porque éramos conscientes de lo que íbamos a vivir, así que el viernes nos pusimos en marcha bien temprano porque la hora de comienzo eran las 12 del mediodía, y no estábamos dispuestos a perdernos ni un segundo.

Tras adquirir la pulsera correspondiente válida para los tres días y pasar por las pertinentes medidas de seguridad, nos dirigimos a la carpa principal (denominada Mainstage Beachclub Fuel), donde ya sonaban los primeros ritmos envolventes del rumano Suncatcher, que, con un sonido cuidado y de calidad, nos hacía entrar en calor.

No nos movimos de la main room, y lo que vino, fue, sin lugar a dudas, una de las mejores sesiones del festival. El británico Chris Metcalfe nos deleitó con un progressive-trance melódico que nos empezaba a hacer volar (y eran las 2 de la tarde del viernes). En ese momento, ya sabíamos que no saldríamos defraudados de allí.

Tras Chris, y después de disfrutar un buen rato con el egipcio Hazem Beltagui y sus melodías progresivas, nos movimos al escenario Beachclub Vroeger para disfrutar del británico Adam Ellis. El de Sheffield nos deleitó con un repertorio impresionante de grandes temas, como el “Reason to believe” o el “Solicitude”, producido junto al gran Menno de Jong.

Ya nos quedaríamos allí prácticamente hasta el final, porque lo que venía era de infarto: The Thrillseekers,Alex M.O.R.P.H. y Menno de Jong, a cual más impresionante. No obstante, no perdimos de vista a otros grandes, como Markus Schulz, Sean Tyas, Talla 2XLC y Stoneface & Terminal, pero para entonces el primer día de festival se había convertido en una bendita locura y no sabíamos ni dónde acudir ante tal calidad de los artistas. Por destacar, nombraríamos a The Thrillseekers, Markus y sobre todo Menno, que cerró con el “Suburban train” de Tiësto y el “Airwave” de Rank 1, verdaderos clasicazos Trance, y puso la pista del revés. Primer día finalizado y emociones a flor de piel, como no podía ser de otra manera.

Tras ese maravilloso primer día, estábamos ansiosos por comenzar el segundo. Desafortunadamente, y por motivos ajenos a nuestra voluntad, no pudimos ver el set del italiano Gai Barone, gran deejay y gran persona al que tuvimos la fortuna de conocer en una actuación en Madrid. Pero según nos comentaron, sus acordes melódicos y progresivos no dejaron indiferente a ninguno de los asistentes.

Comenzamos alrededor de las 13 horas disfrutando del finlandés Orkídea, que nos deleitó (como es costumbre en él) con las más hermosas melodías, incluyendo verdaderas obras maestras como “Unity” o “Beautiful”. Tras él, otra de mis debilidades como deejay y como persona: El gran Laurent Véronnez, más conocido como Airwave, desde Bruselas para el mundo. Uno de los grandes productores de la historia. Sesión colosal la del belga, coronada con uno de sus grandes temas de siempre, “When things go wrong”, que terminó poniendo al público del revés.

Sin movernos del escenario Vroeger, pasaron artistazos como Andy Moor y Daniel Kandi (uno de mis favoritos sin duda), con un sonido tan impactante como emocionante. A esa hora, la pista tenía un ambientazo espectacular. Eran las 19 horas del sábado y nuestros oídos, acostumbrados a sonidos celestiales y melódicos, no soportaron otros más agresivos traídos por el italiano Alex Di Stéfano, por lo que nos fuimos a observar detenida y plácidamente a Simon O´Shine, Photographer y John O´Callaghan (ojo al pedazo de set del irlandés). Todo estaba preparado ya para el plato fuerte de la segunda jornada, el cierre del también irlandés, de Dublín concretamente, Bryan Kearney. Con su camiseta de la selección irlandesa de fútbol, Bryan nos llevó a su terreno, el mundo Tech, con sonidos espectaculares bien subidos de BPM´s. Pero lo que verdaderamente nos llamó la atención fue su última hora, llena de clasicazos que nos harían deleitarnos para lo que nos esperaba el domingo, con el día entero de clásicos del Trance. Temas míticos de Lost Witness o Mauro Picotto sonaron mientras un público enfervorecido gritaba al unísono aquello de “fucking Bryan Kearney”. Un broche de oro para un sábado mágico. Y nos esperaba lo mejor, el día de los clásicos y la aparición estelar de Paul Van Dyk. Sin palabras.

El domingo, y tras haber descansado muy bien, volvimos a madrugar. La ocasión lo requería. Nos pusimos en marcha y llegamos a primera hora, pero ya no había tres escenarios, sino dos. Ese fue el principal problema que encontramos, la aglomeración, colas en baños, así como en barras de comida y bebida. Pero el nivel musical y el buen rollo reinante por parte del público bien merecían la pena. El line up que vimos fue de escándalo, con unos temas que nos hicieron retroceder en el tiempo más de 20 años en algunos casos: Jam el Mar (de Jam & Spoon), Union Jack (con clásicos de Platipus), Super 8 & Tab (clásicos de Anjunabeats), Binary Finary(espectacular), Kai Tracid (sin palabras), Judge Jules (supremo), Eddie Halliwell… Hasta que llegamos al plato fuerte del domingo, y, me atrevería a decir, del Luminosity: PAUL VAN DYK!!!

IMG-20160706-WA0013 CRÓNICA | Luminosity Beach Festival 2016

El alemán, que recordemos estuvo en estado muy grave tras caer desde 6 metros de altura en el pasado ASOT de febrero, hacía su segunda aparición en los escenarios tras el EDC de Las Vegas. A muchos defraudó, y si bien es cierto que erró en algunas mezclas, creo que no debemos olvidar que Paul ha “vuelto a nacer”, por lo que desde EDMred.com le mandamos todo nuestro apoyo y nuestro cariño.

Ataviado con gorra y gafas de sol, nos deleitó con el “sonido Vandit”, incluyendo temas que siempre estarán en nuestros corazones como “Lights”, “Nothing but you” o “Another way”… Bravo Paul, seguro que pronto vuelves a ser el número uno.

Tras Van Dyk, y para cerrar un festival único, el polaco Indecent Noise hizo acto de presencia con una mezcla de elegancia y ritmo frenético, para dejarnos a todos con la boca abierta y con ganas de más.

En definitiva, podemos concluír que este Luminosity Beach Festival 2016 ha sido impresionante en todos y cada uno de los aspectos.

Por ubicación, organización, nivel musical y de artistas, buen rollo, ambiente y climatología, podemos afirmar que es el mejor festival al que hemos acudido. Y el año que viene, décimo aniversario con… nada más y nada menos que 4 días de fiesta!!! Si nada lo impide, allí estaremos…

Por el momento, para quitarnos el “mono” de festivales Trance, nuestra próxima parada será el 23 de julio nuevamente en Amsterdam, con el Electronic Family… Y los seguidores de EDMred están de enhorabuena porque se lo contaremos de primera mano. ¿Nos acompañáis???

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Califica este artículo

Sobre Iván Morales

Incondicional de la música electrónica en todas sus vertientes, pero sobre todo del Remember, plasma esa pasión a través de la radio, haciendo rememorar esos temas que son la banda sonora de nuestras vidas

Te puede interesar

Un dúo asiático pincha ‘Hardwell on Air’ en su sesión

G. Park y Charles incluyeron dentro de su set un extracto del Podcast de Hardwell, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close