Guillermo Vidal

Un día sin música es un día perdido. Intentando trasladar mi pasión por los sonidos electrónicos a través de las palabras. A 150 BPMS la vida se ve diferente.