Alrumbo Festival: calidad y acierto en su electrónica

Un elenco de artistas de primer nivel para un festival a la altura de los esperado; Martin Garrix, The Prodigy o Borgore, citados en Alrumbo Festival


Ya son 6 las ediciones que Alrumbo Festival ha desembarcado en la costa sureña de la península. Un tributo a todos los navegantes que comparten un misma pasión: la música. Tres días, cuatro si sumamos la pre-fiesta que tuvo lugar el miércoles, en los que se pueden disfrutar de, prácticamente, todos los estilos musicales con mayor demanda en territorio español.

El sur. Un lugar único, con un paraje propio para la celebración de un evento que se ajusta en su totalidad a las necesidades de sus asistentes. Playa, sol, calor, ambiente, cercanía, organización, arte; es, simple y llanamente, el sur. El idilio perfecto entre festival y festivalero convirtiéndolo en un sueño entre amigos que recluta a miles de personas para vivir una aventura a la que podemos adjuntar como sinónimo excepcional “volveré”.

Nuestros deseos se centraban en el ámbito de la música eléctronica, amén que sus adjuntos en los respectivos estilos eran de primer nivel nacional. El bass se convirtió en el Rey de reyes durante el 14, 15 y 16 de julio en la zona costera de Costa Ballena. Con tres titanes como Modestep, Borgore y Zomboy para abrir boca en su primera jornada oficial.

Una jornada que empezaba alrededor de las 2:10 am, con algo de retraso en este primer día. Los encargados de abrir la veda electrónica fueron Modestep. Los londinenses llegaban con menos nombre, para muchos de los allí presentes, que los dos compañeros de viaje para esa noche, pero sus 50 minutos de dubstep puro encandilaron a todos los que se pasaron por el escenario Cruzcampo. Uno de sus integrantes al mando, con su respectivo MC, no dejaron respirar a los amantes del bass en esta primera “tapa” para abrir boca que precedería a los dos grandes reclamos del jueves.

Llegaba la hora de uno de los artistas más reclamados en las redes sociales durante los meses previos. El israelí Borgore se subía al mainstage Alrumbo para deleitar con su repertorio de bass y edm a los fans que allí se daban cita. Eran casi las 6:00 am y el recinto estaba abarrotado. Durante una hora, el productor Asaf Borger sacó su repertorio con temas tan sonados como ‘Squad’, ‘Killa’ (Slushi remix) y, cómo no, ‘Decisions’; su clásico cierre que pudo cantar en directo dando entrada a su gran amigo Zomboy.

Era la hora pues del DJ británico y su característico dubstep. Lucía un sol que acompañaba, si cabe aún más, a este marco propio de Alrumbo Festival. Eran las 7:00 am y el buque insignia de ‘Never Say Die Records’ se aupaba al escenario principal para prestar una de las mejores sesiones del fin de semana. Quizás no fue el que más sorprendió, puesto que su puesta en escena ya viene con el listón por las nubes para todos los que lo conocen.

Desde su inicio hasta el cierre de la primera jornada, fue todo un recital de su amplio catálogo de trabajos, de los que no se dejó ni uno en el tintero. Aquí, una demostración de ello. El amanecer bailando de los navegantes, todo un clásico por estas fechas en la costa sureña.

Llegaba el segundo día y con él un nombre propio. Las masas solo lo esperaban a él y miles de asistentes reconocen que fueron exclusivamente para vivir la media hora más increíble de sus vidas. Pero antes no podíamos pasar por alto la actuación de sus dos predecesores en la jornada nocturna del viernes 15.

Toda una incógnita para un servidor. La actuación de Dremen era una de las sorpresas que deparaba la noche, quizás la más sorprendente. Comenzaba el DJ del grupo, durante 10 minutos, con unos temas conocidos de bass para hacer entrar en calor al publico que se daba cita en el mainstage.

Fue entonces cuando entraron en escena el resto de componentes del grupo, con hip hop pegadizo que, unido al drum and bass que envolvía los diferentes temas, regaló momentos mágicos a los grandes amantes de este estilo. Un pequeña prueba de ello, está aquí.

Yo lo califiqué en la previa del evento como el gran tapado de esta edición, en cuanto a electrónica se entiende, y así fue. Un espectacular Habstrakt lo dio todo encima del escenario para que los asistentes no perdieran el ritmo, y de que manera. Su rompedor dubstep y electro, en algunos momentos de su sesión, enloquecieron al personal que no tuvo tiempo para respirar desde el minuto.

Poco después, decidimos compartir uno de los momentos del día y subimos al escenario para ver cómo se las gasta el de ‘Never Say Die Records’ encima del él. Sin duda, todo un espectáculo del que se puede mostrar un pequeño teaser.

Ahora sí. Llegaba la hora del más esperado. Era el momento del niño prodigio que tenía a miles de personas esperando desde hacía horas delante de su escenario. Una hora y media de magia les esperaba por delante a los miles y miles de fan de Martin Garrix. Con apenas 10 minutos de retraso, la estrella holandesa hizo aparición en escena con esta intro:

Las imágenes hablan por sí solas. El recinto abarrotado y uno de sus últimos trabajos provocaba el delirio en la fase final del segundo día de Alrumbo Festival. Esto dio paso a todo un recital de tracks que presentó en Ultra Music Festival y que ya no han faltado en todas y cada unas de sus sesiones durante esta etapa estival.

Pero tal y como nos tiene acostumbrados el genio de Martjin, el bass también está cada vez más presente en sus sesiones y así lo demostró en esta ocasión. ‘Panda’ sonó por todo lo alto, y con él, el amanecer que más preciado del fin de semana.

Llegó la hora del cierre, pero el de los Paises Bajos aguantaba y aguantaba. Ya lo dijo posteriormente en las redes sociales “mucha energía en Alrumbo Festival hasta las 7:30 am”. El Dj disfrutó de lo lindo viendo amanecer en Chipiona y con un recinto abarrotado, algo a lo que no están acostumbrado en el resto de países, donde los festivales son durante el día. Esto, hizo, que Garrix estuviera cerca de una hora haciéndose fotos con todos y cada unos de los fans que se encontraban entre el público, al cual bajó tras acabar su sesión para agradecerles su presencia hasta última hora. Un detalle, teniendo en cuenta que él y su equipo venía de actuar en Ibiza horas antes, a esas horas de la mañana.

Se daba por cerrado así un día espectacular. Con los primeros rallos de sol y que apenas daban tregua para el spring final.

Llego el momento para las leyendas. La historia de la música. Se subían al escenario Alrumbo los integrantes de The Prodigy. No hay palabras para describir las miles de personas que se daban cita en el recinto a las 00:30 de la madrugada. Un aforo que doblegaba el de los días anteriores y que no paró de saltar con la famosa banda británica. No faltaron sus clásicos como ‘Smack My Bitch Up’, ‘Breathe’ u ‘Omen’. Una hora y media que se hizo corta pero que perdurará en la memoria de los navegantes.

Horas de relax tras estos genios. Esperaban los dos últimos platos fuertes del fin de semana y de forma consecutiva. Noisia hacía aparición a las 4:30 am. Durante su sesión pudimos disfrutar de temas míticos del trío holandés. Era una actuación que reclutó a un gran número de fans, ya que estábamos ante el único grupo de drum and bass, un estilo muy demandado en el Andalucía y que así se dejó ver durante la hora que estuvo a los mandos. Su clásico cierre tiene nombre y apellidos por lo que decidimos cogerlo para mostrarlo aquí.

Y el closing set nos esperaba. Una hora y media de breakbeat que congregó a casi todos los asistentes para echar el resto. Y es que, con lo que ha significado este estilo de música electrónica en Andalucía, ¿quién se iba a perder 1 hora y media de ello para cerrar un festival en esta tierra?. Y desde luego que fue uno de los grandes momentos. Breakbeat, amanecer, Andalucía y miles de personas enfrente con Stanton Warriors a los mandos. Se puede pedir más, pero hay que ser muy egoísta.

Y así, de esta manera, Alrumbo Festival 2016 cerraba sus puertas. Un fin de semana enérgico para sus navegantes que lo dieron todo durante las tres jornadas que abrieron sus puertas. Un lugar que deja huella entre todos ellos, por eso, la frase que más se puede escuchar de camino al cartel donde se lee “Salida” es: “¡Iyo!, el año que viene vuelvo seguro“. Nos vemos en 2017.

Califica este artículo

Sobre Angel Reales

No conozco aún a esa persona que es infeliz delante de un escenario. Si me dejas, solo quiero contarte lo poco que sé de la música electrónica. De sevillanas maneras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close