Credit - We Are FSTVL

Aftermovie We Are FSTVL, sorpresa bajo la lluvia

El festival londinense superó las expectativas y estuvo a la altura de lo que costaban sus entradas


El pasado 31 de mayo, dos miembros del equipo de EDMred nos desplazamos a Londres para vivir de cerca el We Are FSTVL, un evento con mucho prestigio en las islas británicas que, a pesar de no hacer las cosas bien durante la previa, acabó cumpliendo lo que se esperaba de él, y hemos querido esperar a tener el ‘Aftermovie We Are FSTVL’ terminado para poderos mostrar, además de con palabras, como vivimos el fin de semana.

La primavera en Londres es como finales de febrero en Sevilla, si sale el sol se está a gusto, pero como sople el viento y se nuble el cielo, tienes incluso que pensar en una bufanda. Así nos recibía la capital del Drum and Bass el 29 de mayo, dejando en España 35 grados y aterrizando a 11 en Stansted. El fin de semana prometía, y vaya si prometía, con el privilegio de ver a Headhunterz poner su mejor repertorio en Ministry Of Sound el viernes noche y viéndolo desde la tribuna, desde la ‘VIP Zone’.

Tras la resaca de una buena fiesta, nos esperaba Upminster, a las afueras de Londres, con un line up donde destacaban nombres como Camo & Krooked, Steve Angello, Knife Party, Oliver Heldens o Marco Carola. Lo cierto es que acudíamos al festival con la mosca detrás de la oreja, después de que la organización decidiera no poner los horarios en ninguna plataforma y tan solo se podían conocer pagando por ellas. Pero que os vamos a contar, somos sevillanos, y como buenos españoles tiramos de picaresca para conseguir el ‘schedudle’ sin pagar una sola libra.

Con las sábanas pegadas – el festival abría sus puertas a las 10:30 horas – nos fuimos hasta la zona 6 de Londres y, con la típica lluvia británica, entramos en el festival. Un paisaje espectacular, escenarios con forma de circo que incitaban a entrar y bares prácticamente en la salida de cada escenario hacía del We Are FSTVL un evento apetecible en un marco maravilloso. Comenzamos en la carpa Cocoon, donde Ricardo Villalobos se contorneaba en la cabina para hacer bailar a un ‘stage’ repleto de gente. Sin embargo, la carpa Hospitality nos tentaba con una espectacular ‘H’ al fondo del escenario, y rápidamente fuimos a su encuentro para disfrutar de Logistics o Spy (este último uno de los mejores de la tarde).

Tras un par de horas de Drum and Bass, Oliver Heldens salía a escena y con él también lo hacía el sol, iluminando el Mainstage y creando una atmósfera perfecta. Su future house y sus bailoteos delante de los platos desató al público, que terminó de estallar cuando Rob Swire y Gareth McGrillen se pusieron al frente de los platos y Knife Party dejó bien marcado su sello en el festival.

Lo cierto es que el final de la noche nos trajo serios dolores de cabeza, pues nuestro corazón se dividía con el cierre de Hospitality con Camo & Krooked y Fred V & Graphics, y el cierre del Mainstage con Steve Angello. Pero por suerte, nuestra experiencia sirvió para poder disfrutar de ambos y acabar con el cierre del ex de Swedish House Mafia, un cierre espectacular, como fue el We Are FSTVL, que ya prepara su próxima edición…

Aftermovie We Are FSTVL, sorpresa bajo la lluvia
Califica este artículo

Sobre Gonzalo R.

"Siempre he creído que la mayor virtud del ser humano para ser feliz es encontrar una motivación y exprimirla al máximo. Yo la he encontrado, se llama música, y espero poder transmitirosla a través de las palabras. Sevilla."

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.