Australia, sus festivales y la droga

Mike Baird, gobernador del estado australiano New South Wales, ha decidido tomar medidas drásticas en relación a los festivales; pueden llegar a cancelarse


Llevamos todo el año publicando noticias sobre los festivales australianos, y no precisamente para alagar su buen hacer o los increíbles carteles que presentan; véase Stereosonic en su conjunto. La unión del país con la música electrónica le hacen una referencia mundial en cuando a nivel de calidad se trata. No obstante, son muchos los artistas de primera linea quienes realizan tours por Australia.

Muy a nuestro pesar, el 90 por ciento de las noticias que hemos sacado sobre estos eventos han tenido que ver con las drogas, muertes, intoxicaciones, sobredosis, detenciones o secuelas irreversibles. Un festival tras otro, a cada cual más polémico y sonado, han sido el pan de cada día en Australia, llegando a países y medios de comunicación como los nuestro que se han hecho eco de estas noticias, a pesar de ser países totalmente opuestos.

Dudo mucho que lleguen allí noticias sobre los grandes avances de Dreambeach, Medusa, Sonar o BBK, entre otros festivales nacionales que tenemos entre nosotros; los cuales pueden codearse perfectamente con otros festivales europeos. Sin embargo, aquí estamos al tanto de todo lo que ocurre en Australia. ¿Qué es lo que sabes acerca de los festivales australianos?. ¿Qué tipo de información llega a tu casa sobre estos eventos?.

Acerca de este tema se ha pronunciado Mike Baird, gobernador de New South Wales. Han sido numerosas las muertes en esta recta final de año debido a sobredosis por consumo de drogas, miles de afectados a lo largo del año, se cuentan por centenas los detenidos e incluso macro operaciones antidrogas que se han llevado a cabo en algunos eventos masivos de los principales estados. Nada de eso ha concienciado a la población australiana, que ha seguido ocupando las páginas de los distintos medios por los detenidos, muertos o intoxicados, todos relacionados con la droga.

El último caso se ha dado en una fiesta que se llevaba a cabo el día de año nuevo: Field Day, celebrado en Sydney. Una mujer tenía que ser trasladada al hospital tras una sobredosis durante el evento. La mujer se encuentra fuera de peligro, pero las autoridades se han cansado y han decidido empezar a poner fin a esta sangría con medidas contundentes.

El principal problema es la no conciencia de las personas que consumen ese tipo de estupefacientes, no cabe ninguna duda. El dato alarma. Más de medio millón de personas tuvieron que ser atendidas en 2015 por intoxicación o sobredosis. Es una cifra trágica que ha provocado que Mike tome medidas urgentes y refuerce las políticas de los festivales en Australia.

“Las personas tiene que asumir la responsabilidad por sus acciones, pero también los organizadores de los festivales. Ya es suficiente. Esto tiene que parar”

La responsabilidad también recae en las promotoras y dueños de los eventos que permiten, directa o indirectamente, que los asistentes entren al recinto con droga y se consuma dentro de ellos. Veremos que pasa en este principio de año, las medidas que decide adoptar el gobernador australiano y como afecta esto a los festivales del país, una gran fuente de turismo que puede verse arruinada por el exceso, la expansión y el descontrol de los asistentes.

 

 

Califica este artículo

Sobre Angel Reales

No conozco aún a esa persona que es infeliz delante de un escenario. Si me dejas, solo quiero contarte lo poco que sé de la música electrónica. De sevillanas maneras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close